Iniciemos un diálogo: una Entrevista con Luis Quevedo

Photo credit: andrezor/stock.xchng

La comunicación de la ciencia, como la misma ciencia, es una empresa global. A todos nos afecta el cambio climático. Todos estamos agradecidos por los avances en investigación médica. A todos nos fascina la inmensidad del espacio. Pero no somos siempre muy buenos compartiendo información sobre asuntos científicos a través de barreras nacionales, culturales o lingüísticas.

A los Estados Unidos, como a tantas naciones en el mundo, le dan forma gentes con perfiles muy diversos. Yo crecí en una pequeña población al sur de Viriginia – lejos de los centros culturales. Sin embargo tuve compañeros de graduado que hablaban español, coreano, italiano, japonés y otras lenguas en casa. Hacerse ciudadano de los Estados Unidos no significa abandonar abandonar su lengua o cultura. (Mi abuelo, hijo de inmigrantes alemanes, no aprendió a hablar inglés hasta que no empezó la escuela primaria.)

Según el Buró del Censo de los Estados Unidos, había 37 millones de residentes en los Estados unidos que hablaban español en casa en 2010, en 1990 eran 17,3 millones. Eso indica que aproximadamente el 10 por ciento de los hogares estadounidenses podemos asumir que estarían más cómodos hablando español que inglés. ¿Qué está haciendo la comunidad de comunicadores de la ciencia en los Estados Unidos para alcanzar a esta audiencia?

Para empezar a averiguarlo, me puse en contacto con Luis Quevedo, un científico que se hizo comunicador. Quevedo es director y presentador del programa CST (Ciencia, Salud y Tecnología), que se emite en los Estados Unidos y en toda Latino América por NTN24, así como también, director administrativo de Imagine Science Films y antes ha sido productor de Science Friday en Español de NPR. Él produce un podcast mensual y artículos en su sitio web, Probeta en Nueva York.

Le pregunté por buenas fuentes de noticias científicas en español, por el estado general de la comunicación de la ciencia en español en Estados Unidos y qué podemos hacer para mejorarla. [Editor’s note: this post is available in English here.]

Communication Breakdown: ¿Qué te hizo interesarte por la comunicación de la ciencia en primer lugar?

Luis Quevedo: Con las perspectiva de los años, podría decir que siempre me interesó. Pero la realidad es que fue una sorpresa. Me formé como biotecnólogo en Barcelona, España, pero una suerte de promiscuidad intelectual inherente a mi carácter hizo del trabajo en la poyata de laboratorio demasiado frustrante de modo que me moví hacia el trabajo editorial. Una vez allí, me di cuenta de que tenía mucho que aprender si quería ser bueno en ello. De modo que fui de nuevo a la universidad para un Master en Periodismo que, a través de unas prácticas, me llevó a Televisión Española como asistente de guión y producción en una famoso programa de ciencia. Allí descubrí el gozo de la comunicación de la ciencia: un trabajo que requería que aprendiera y leyera ad libitum que luego metabolizara lo que estaba aprendiendo aquella semana para escribirlo después en un registro adecuado para una audiencia general cada semana. Encima, lo de cobrar a final de mes por ese mantuvo una cualidad irreal durante todo el primer año.

CB: Te trasladaste a los EE. UU. Desde España en 2010 cuando tu mujer tomó una posición en la Universidad Rockefeller. ¿Cuál fue tu primera impresión sobre la comunicación de la ciencia en español en EE. UU.?

Quevedo: Conocía el panorama en inglés hasta cierto punto, pero no tenía ni idea de qué se cocía en español. Al cabo de unos meses me di cuenta de que la respuesta era: no mucho. Tuve la impresión de que no había nada en los medios de comunicación de masas, más allá de traducciones de producciones sobre temas científicos en TV de Discovery o NatGeo, claro. Y lo cierto es que no hallé el modo de evaluar los pequeños proyectos, para estudiantes hispanohablantes en el colegio, etc.

CB: Cuéntame un poco sobre tu experiencia trabajando en comunicación de la ciencia en español en la EE. UU.

Quevedo: Mi principal experiencia ha sido en radio y televisión. Como productor de español para NPR y Science Friday, creé un podcast semanal, inspirado en el programa de NPR, donde entrevistaba a investigadores hispanohablantes acerca de las más recientes publicaciones en revistas especializadas. Perseguía un objetivo doble: de un lado, informar, de otro, dar a conocer el gran número de investigadores latinos o hispanohablantes publicando al mayor nivel.

CB: ¿Hay retos específicos a la comunicación de la ciencia en español en los EE. UU.? Y, de ser así, ¿cuáles son?

Quevedo: Sí. En mi opinión, y en mi área de conocimiento, creo que hay dos.

El español, dejando de lado su creciente importancia política, tiene un rol cultural secundario en Estados Unidos. No hay publicaciones –ni radio, ni TV- en español que cubran temas de ciencia y tecnología. (Al menos regularmente y en profundidad. Yo produje Science Friday en Español hasta principios de 2013). Creo que si estás interesado o educado suficientemente, se supone que vas a consumir esos contenidos en inglés.

Eso no debiera ser un problema, ya que todo el mundo que vive y trabaja en EE. UU. Habla –o se supone que habla- inglés.

Luis Quevedo (Photo: Fernando Sancho)

El problema, en mi opinión, es que esa suposición deja fuera a una gran porción de la población latina que, a pesar de su buen nivel de inglés, puede no sentirse suficientemente cómoda, o implicada, en las publicaciones inglesas. Este es un problema cultural, no solo informacional.

El problema de información es el siguiente: la porción de la población latina que solo –en términos prácticos- vive su vida en español, la que recibe noticias y la educación informal adulta  en español, no tiene acceso a una gran cantidad y calidad de información.

Como sé que esto puede sonar un poco duro a más de un oído, permíteme que ponga un ejemplo. En un estudio llevado a cabo en UC Davis, California, se mostró que “a menudo los chicos hispanos tienes retrasos en el desarrollo no diagnosticados y grandes porciones de niños hispanos y no hispanos que fueron primero diagnosticados con retrasos en el desarrollo tenían de hecho autismo.” Los autores comentaban en el estudio que “los resutlados […] recomiendan incrementar los esfuerzos públicos para mejorar la concienciación, sobre todo entre los hispanos, sobre los indicadores de retraso en el desarrollo y autismo.”

Yo me tomo esto como un ejemplo de las cosas que podemos estar ignorando, problemas reales que vuelan bajo el radar.

El segundo problema puede parecer algo abstracto pero creo que es muy importante: modelos que inspiren. Creo que la comunicación de la ciencia no solo informa sino que también inspira. Dando a conocer a los investigadores, su trabajo, palabras y vidas, los jóvenes (a veces) pueden familiarizarse con ellas y ellos y, tal vez, plantearse cómo sería “ser científico.”

Verás, recientemente se ha debatido en los medios la importancia para los estudiantes de que los libros de texto incorporen personajes de diversas etnicidades. Lo mismo puede aplicarse a la comunicación de la ciencia. Date cuenta de que no propongo sustituir unos personajes por otros sino dar a conocer a más –y más diversos- personajes.

Si, encima, tienes en cuenta que los países hispanohablantes no tienen una tradición científica muy fuerte. Todo eso hace de cualquier cambio en la actitud del público algo bien difícil.

CB: ¿Cómo compararías esos retos con los que afrontan países como España u otros hispanohablantes?

Quevedo: Creo que, dejando de lado en problema inglés-español que he mencionado antes, la falta de personajes inspiradores en los medios es igualmente preocupante en España y, me cuentan mis colegas, también en otros países hispanohablantes.

CB: Hablemos un minuto de medios de comunicación masivos y tradicionales: periódicos, programas o informativos en TV que no están especializados en ciencia. La mayoría de estos han experimentado un declive en la cobertura de temas científicos en los últimos años. ¿Ha pasado los mismo en español?

Quevedo: No tengo cifras, de modo que no puedo decir que así sea. Tiendo a dudarlo, sin embargo, aunque solo sea porque nunca vi esa “tanta” ciencia en los medios [que ahora ha experimentado supuestamente un declive].

CB: También hay medios tradicionales en inglés que se especializan en información científica: Scientific American, Popular Science o NOVA en PBS. ¿Cuántos proyectos así existen en español en los EE. UU? ¿Es esto también parte de los retos de la comunicación de la ciencia en español?

Quevedo: Hasta donde llega mi conocimiento, ninguno. Yo producía Science Friday en Español. El experimento duró un año. Cuando me dí cuenta de que, por una multiplicidad de factores, me sería imposible expandir, hacer que el proyecto creciera (más personal, mejor presupuesto de producción, etc.) presenté mi dimisión. Sigo, sin embargo, produciendo el podcast mensualmente desde Nueva york, en español pero, claro, con mucho menos dinero detrás.

Hay unos cuantos proyectos interesantes, iniciativas que apenas están naciendo en el margen más popular, en NatGeoMundo, por ejemplo, pero nada especializado que yo conozca.

CB: Mientras que la cobertura de ciencia en los medios tradicionales puede haberse reducido un poco, el crecimiento en línea ha sido importante en proyecto de comunicación de la ciencia a través de herramientas como blogs, Tumblr, YouTube, etc. ¿Ha sucedido lo mismo con plataformas de comunicación de la ciencia en español?

Quevedo: Sí, un crecimiento impresionante. Mencionaré tres proyecto que me gustan particularmente: Materia, SINC y Naukas.

Materia es un diario electrónico gratuíto sobre ciencia y medicina. Es notable por sus estándares periodísticos y porque publican bajo una licencia CC. Es un proyecto joven, que apenas lleva un año de vida y estoy convencido de que ha venido para quedarse.

SINC es un proyecto financiado por el Gobierno Español, al estilo de las agencias de noticias. Existe desde hace unos cinco años y provee muchas notas de calidad a un gran número de publicaciones en diversos países hispanohablantes. También publica bajo una licencia CC.

El tercero es Naukas y lo pongo a parte por la simple razón de que no es un proyecto de periodistas sino más bien comunitario, hecho por amantes de la ciencia que cuelgan posts en una muy, muy popular blog. Organizan conferencias, eventos y demás. Es muy interesante pero entiendo que de algún modo tangencial a la comunicación formal de la ciencia que nos ocupa.

CB: Creo que la comunicación de la ciencia es importante y es algo que me apasiona. Me gustaría ayudar de algún modo si pudiera, pero no hablo español. ¿Hay alguna manera de que la comunidad de comunicadores de la ciencia pueda apoyar o facilitar las iniciativas de comunicación de la ciencia en español?

Quevedo: ¡Sí, por favor! Todas las ideas son bienvenidas y mis amigos de CienciaPR, o SACNAS, o JustGarciaHill, estoy seguro de que tienen mucho que aportar. Mi idea sería esta: iniciemos un diálogo sobre la relativa importancia de servir más y mejor ciencia a los hispanohablantes de EE. UU. Solo imagino buenas cosas como consecuencia de esto: más gente interesada en la ciencia, en la investigación y en el progreso de ambas, en cualquier lengua.

CB: Si pudieras tener fondos adicionales u otro apoyo para tan solo un proyecto de comunicación de la ciencia en español, ¿cuál sería y por qué?

Quevedo: Un programa de radio. Porque todo el mundo puede escuchar radio o podcast, siempre. Porque el diálogo es el rey de la comunicación, en mi opinión. Porque un programa de radio es hoy día una plataforma multimedia que puede indluír el ocasional vídeo, un blog, social media. Porque es más barato que la TV y más fácil de consumir. Porque podríamos distribuirlo en cualquier lugar del mundo u ayudar a informar y educar a ciudadanos. Porque sé demasiado bien que una buena historia, un buen segmento sobre ciencia puede cambiar el modo en cómo piensas o ver una parte de este mundo, para mejor.

[Note: special thanks to Luis Quevedo for translating this interview.]

Advertisements

One thought on “Iniciemos un diálogo: una Entrevista con Luis Quevedo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s